¿Quién dijo que un armario tiene que ser muy grande? El nuestro es justo para todo lo que llevamos. Hemos fabricado unos armarios que no tienen más de 12cm de profundidad. ¡Pero bueno, no hay mal que por bien no venga! Y la verdad es que estamos deshaciéndonos de todo lo que no necesitamos ya. Lo que nos hace falta cabe en la furgoneta. Así que quédate y te contamos cómo hacemos para almacenar la ropa, comida, cosas del baño, etc. Queremos mostrarte nuestros trucos para aprovechar el espacio al máximo en una camper.

Armario del lateral izquierdo de nuestra furgoneta

TODO BIEN SUJETO

Todas las cosas que llevamos en la furgo hay que llevarlas muy bien sujetas. Y es que está claro… ¡todo se mueve! Si no quieres que se te caiga todo mientras conduces, hay que amarrar bien todo lo que llevemos o mantenerlo guardado en los armarios. Y de eso os queríamos hablar en este post. De los armarios. Y es que como os decíamos ahí arriba, no nos cabe mucho, pero no necesitamos más. Lo importante en estos casos es que todo se mantenga en su sitio a la hora de conducir. Es por ello que además os contaremos cómo hacemos para mantener todo en orden. O mejor dicho, cómo intentamos que se mantenga todo en orden. Se consiga o no, ¡nuestra intención está!

MINI-ARMARIOS CAMPER

Los cacharros de cocina, botellas y demás enseres que hay dentro de los muebles golpean las puertas cuando conducimos. A esto hay que sumarle baches, curvas pronunciadas, incluso un frenazo. Es por ello que una de las cosas importantes es tener un buen cierre de seguridad para puertas y cajones.

Nosotros hicimos nuestros muebles con toda la madera reciclada que pudimos. Algunas tablas tuvimos que comprarlas y fue en el caso de los armarios.

Tablón cortado a medida con las puertas

Compramos unos tablones de panel marino o madera contrachapada de 10mm. Medida justa para que no se coma mucho espacio en la furgo. A los tablones le cortamos las puertas con todos los cantos redondeados para no tener problemas si damos un golpe y no hacernos daño. Así que la misma silueta que cortamos la utilizamos a modo de puerta. Esto es, todo iría a ras de la madera y así aprovechar al máximo el espacio.

Podíamos haber usado cualquier bisagra pero decidimos poner unas que imitan a las antiguas. Se les conoce como bisagras de anticuario, y aunque eran algo más caras que las normales, no tiene nada que ver el acabado que se consigue con éstas.

Las puertas se abrirían hacia abajo, con dos bisagras en la parte baja. Probamos dos técnicas para que los armarios no se abriesen. Una de ellas fue usar un cierre con imán y la otra un cierre a presión. Pusimos un lateral con el cierre magnético y el otro con el cierre a presión con doble rodillo. ¿Y adivináis quién ganó? Pues el cierre a presión fue el que aguantó sin caerse en nuestros trayectos. Así que quitamos la parte imantada y lo sustituimos con los cierre a presión. Eso sí, nuestra puerta corredera del arcón se nos caía a veces y hemos de decir que el problema es que llevábamos demasiados zapatos.

Cierre de seguridad casero

Los pobres estaba aprisionados. Así que utilizamos una técnica mucho más económica y que vimos en la furgoneta de Maru y Santi: La Chata House(tenéis que seguidlos en Instagram). Os pasamos una foto de los cierres que hicimos inspirándonos en los de su furgo y que próximamente veréis en uno de nuestros capítulos en los que mostramos furgonetas camperizadas por vosotros.

CAJONES RECICLADOS

¡¡100% Reciclados!! Así son nuestros cajones. Nos encontramos mobiliario de cocina que tirado en un descampado y cogimos unos cajones de plástico con sus guías. ¡Seguro que podíamos sacarles provecho! Siempre que vemos algo tirado no podemos evitar echarle un vistazo, ¡siempre hay algo que se puede aprovechar! Y en este caso fueron los cajones. Les faltaba el frontal y los pomos. Pero no fue un problema, cogimos dos trozos de palet que nos había sobrad, lo lijamos y lo acoplamos como pudimos. Para los pomos cogimos dos tiradores encastrables que teníamos (no sé por qué pero colecciono pomos y algunas cosas más que me encuentro).

Cajones para el menaje de cocina

100% reciclado

 

 

 

 

 

 

Siempre se puede conseguir material de esta manera, tablones de madera, chapa, listones, etc. Por lo que recomendamos que cada vez que haya algo tirado echarle un vistazo. No os de vergüenza. Ya no es sólo ahorrarte dinero sino darle una segunda vida a algo que ya nadie va a utilizar. Este tipo de cosas son las que hacen que desarrollemos más nuestra creatividad.

PORTAOBJETOS

Nos gustaría mostraros estas rejillas de almacenamiento que hicimos de forma casera. Muchas veces da igual que haya cosas que sean baratas y quizás pensemos que es mejor comprarlas. Pero a nosotros nos mueve más el darle un segundo uso a las cosas. No podemos evitarlo. Y además siempre acaba sorprendiéndonos.

Portaobjetos 100% reciclado

Bueno básicamente usamos una media de rejilla, unos cordones de zapatos, palitos de madera  y tornillos. ¿Dónde las colocamos? Pues aprovechamos varios huecos. Uno de ellos fueron los huecos que quedan en los plásticos de las puertas traseras. Ahí colocamos los productos de baño, cortina impermeables, tendero elástico, mosquitera y demás. Son muy elásticas por lo que entran bastantes cosas. Estos portaobjetos para almacenar cosas también los venden en muchas medidas y bueno esa es la idea, ya cada un@ se busca las mañas.

También aprovechamos unos huecos que nos quedaban dentro de los armarios para usar la misma técnica para hacernos este portaobjetos casero. Ese hueco lo usamos para colocar los paquetes de legumbres como garbanzos o bien arroz, cuscús…

MINIHUECOS APROVECHADOS

Para nosotros esta furgoneta de 4m2 ha sido todo un reto. Era nuestra furgo polivalente que usábamos para todo y lo que le quedaba era camperizarla. Podríamos haber vendido ésta y comprado otra más grande, pero realmente esto era algo más. Era un reto para nosotros. Poder aprovechar cada centímetro y conseguir todo lo más básico (y algunos lujos como el agua caliente, el frigo…) en un espacio tan reducido nos ha proporcionado una satisfacción indescriptible.

Huecos tenemos muchos. Y bien aprovechados tenemos más. Desde el angosto espacio que usamos para meter la bomba de agua, el termo, todos los tubos del agua, la bocana de llenado de limpias, termostado, niveles de agua y un sin fin de cables y más tubos que no recuerdo el nombre… hasta un minihueco junto al fregadero que usamos para meter el papel higiénico. Otro minihueco entre el frigorífico y el asiento. Otro sobre la el propio frigo para poder deslizar el oscurecedor.

El Ratoncito Pérez también viaja en nuestra Furgo

 Nuestros portaobjetos bonitos que cuelgan sobre los asientos. O el mini mueble para meter todas las botellas de aceite, vinagre, bicarbonato y poco más que tenemos junto al wc. O podríamos contarte que hasta el Ratoncito Pérez tiene su cueva en nuestra furgo y que utilizamos para meter cables. En fin, si nos encontramos algún día podrás ver que es más pequeña de lo que aparece en los vídeos. Y que realmente el espacio es muy muy reducido.

Quedamos a la espera de tus comentarios para que nos cuentes qué tal te las has apañado en tu furgo o qué tienes pensado en hacer en ella para aprovechar al máximo el espacio.

Si quieres que te escribamos personalmente para contarte todas las novedades sobre nuestro proyecto, haz clic aquí y déjanos tu email, pronto tendrás noticias nuestras! Además recibirás por correo los 15 trucos de cosas que no hay que homologar en una Furgoneta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Aránzazu Díaz Rodríguez .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Ibertrix.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.

No hay productos en el carrito